Bolas chinas: La novedad para reforzar suelo pélvico

Existen productos eróticos realmente desconocidos por una gran parte de la población e incluso llegan a desconocerse sus propiedades positivas y no solo a nivel físico sino psicológico. Es más, determinados accesorios como las famosas bolas chinas  llegan a utilizarse para ayudar en determinadas afecciones como el llamado suelo pélvico.

Y es que es así. Las bolas chinas ahora son concebidas como un instrumento terapéutico con muy buenos resultados para todas aquellas personas que deben corregir y prevenir problemas de musculatura del suelo pélvico. Hasta ahora no existía un dispositivo capaz de solucionar estos problemas y las mujeres afectadas por problemas de musculatura del suelo pélvico se veían obligadas a pasar por quirófano en la mayoría de los casos.

 

Las bolas chinas terapéuticas han sido ya recomendadas por sexólogos, ginecólogos y fisioterapeutas para ejercitar el suelo pélvico de mujeres que acaban de dar a luz o para mujeres con problemas de incontinencia urinaria, vaginismo o algún otro tema relacionado.

Qué es el suelo pélvico

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos encargados de mantener la posición correcta de vejiga, útero, próstata y recto. Su posición incorrecta puede derivar en incontinencia urinaria o en prolapsos de vejiga, ano o recto, por ejemplo.

Además, el suelo pélvico está profundamente relacionado con la sexualidad puesto que a mejor tono muscular de la zona, más sensible será la vagina y más placenteras serán las relaciones sexuales.

Qué son las bolas chinas y cuáles son sus beneficios

Las bolas chinas son conocidas popularmente como juguete sexual pero lo que nunca se pensó es que podrían beneficiar tanto a las personas con problemas de suelo pélvico. Por eso, ahora muchos profesionales afirman que las bolas chinas son terapéuticas y que son la mejor opción para solucionar este problema que afecta a miles de mujeres en todo el mundo.

Para estos casos de suelo pélvico, las bolas chinas son fabricadas en materiales algo más suaves de lo normal y por eso se conocen con el nombre de bolas chinas terapéuticas para distinguirlas de las bolas chinas normales, las de toda la vida.

¿Y cómo funcionan? Básicamente se trata de un par de bolas, una dentro de la otra, que hacen su efecto mientras caminamos o corremos. El efecto inmediato es una vibración que provoca un estímulo con el fin de retener la bola para que no se caiga. Así es como se produce la estimulación de la musculatura vaginal y perineal y su posterior fortalecimiento para combatir los problemas de flacidez de la zona y los problemas de suelo pélvico.

Lógicamente se recomienda llevar una higiene de las bolas chinas adecuada y antes de su primer uso no está de más hervirlas durante 10 minutos para que pierdan los posibles gérmenes.

En definitiva, el uso de bolas chinas puede ayudar a todas esas personas con problema de suelo pélvico que, quizá, podrían ahorrarse su paso por un quirófano.

Deja tu Comentario

Utilizamos Cookies,si continuas las aceptas. Las usamos para mejorar tu experiencia de usuariopolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies