Como hacer tu propio jardín ecológico

 

La creación de un jardín ecológico requiere un tipo de planteamiento muy distinto al de un exterior convencional. La filosofía eco-friendly juega principalmente con la distribución de los espacios, los muebles de jardín, la utilización de material reciclado, así como el riego con agua de lluvia o la utilización de semillas orgánicas. Un aspecto también interesante que se le suma a este tipo de jardines es el fomento de la fauna del entorno.

 

Una vez elegida la vegetación y las semillas que vamos a utilizar debemos estructurarlo de una forma que el regadío se economice y no se malgaste. También podemos coger esquejes del campo en vez de comprarlas de forma que tenga un resultado más silvestre.

Se recomiendan sobre todo plantas que necesiten poco riego, coloca remos estas en las zonas más soleadas y las demás en zonas más húmedas. De esta forma ahorraremos gasto de agua y permitiremos a las especies que más riego necesitan sobrevivan mejor al estío. Además, podemos elegir plantas del lugar que se adapten al clima de forma que no necesiten unas condiciones adaptadas para que estén sanas, lo harán de por sí.

Sembrar

Si elegimos algún tipo de semilla nos tenemos que asegurar que no ha sido alterada genéticamente ni tampoco tratada con pesticidas, fertilizantes, etc. Además, cada planta tiene una época del año para ser sembrada, si elegimos las que emergen en otoño tendrán tiempo a crecer hasta la primavera con  mucho menos gasto de agua. De esta forma podremos crear un pequeño jardín o huerto ecológico sin invertir demasiado en riego.

El riego y evitar plagas

El goteo es un sistema de regadío ideal para suelos arenosos pero si por lo contrario es más arcilloso retendrá más humedad y será mejor regarlo frecuentemente y en poca cantidad. Además, podrás colocar algunos bidones para recolectar agua de lluvia que además, es una muy buena opción para mejorar la salud de las plantas.

Aunque en el mercado hay productos ecológicos para combatir las plagas de insectos… también hay soluciones naturales y alcance de todos que suelen resultar efectivas. Por ejemplo, triturara, cascaras de huevo o la ceniza sirve de repelentes. También puedes elaborar pesticidas mezclando vinagre, cebolla y ajo en distintas proporciones.

Fomentar la fauna autóctona

Para darle un toque auténtico como cualquier paraje natural también tendrá sus pequeños habitantes. Compra pajareras y dale un pequeño toque decorativo para atraer a pequeñas aves, incluso puedes dejar algo de comida como migas de pan.

 

Deja tu Comentario

Utilizamos Cookies,si continuas las aceptas. Las usamos para mejorar tu experiencia de usuariopolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies