Mascarilla de arcilla verde

La mascarilla de arcilla es utilizada para combatir las imperfecciones, granos, brillos y puntos negros. Ideal para desintoxicar y oxigenar la piel, creando luminosidad  y suavidad. Tiene un gran poder exfoliante. Es recomendable utilizarlo una vez a la semana.

Esta compuesta basicamente de silicato de aluminio, minerales y oligoelementos. La arcilla verde es especialmente indicada para pieles grasas. Algunas de ellas pueden tener entre sus componentes algas.

Mezclas con aceites esenciales

Una manera de ampliar sus benficios es mezclarla con aceites esenciales. Dependiendo el tipo de piel o lo que queremos conseguir podemos utilizar:

  • Pieles secas: sandalo, jojoba , incienso…
  • Pieles mixtas: enebro, cipres limon…
  • Pieles grasas: geraneo, lavanda…

Otra de las mezclas que se puede realizar es prepararla con diferentes infusiones como calendula, hiperico, lavanda…

Para la aplicación hay que tener en cuenta varios consejos como aplicarla sobre la piel limpia y desmaquillada antes de aplicar la mascarilla. Una vez que tienes preparado el unguento se aplica una capa fina, nunca se debe sentir tirantez en la piel, en tal caso hay que retirarla ya que seguramente se ha aplicado una cantidad excesiva. La dejamos sobre la piel durante unos 10-15 minutos. La retiramos con abundante agua y una vez que tenemos la piel limpia la secamos y ya esta preparada para aplicarle una crema hidratante!!

Es importante que la la mascarilla se prepare sobre un recipiente de madera, cerámica o cristal. Nunca hay que utilizar un recipiente metálico. 

Este tipo de arcillas es muy utilizado para la elaboración de cataplasmas y emplastos como refrescantes, antiinflamatorias, descongestionantes, absorbentes, calmantes y antibacteriológicos

Deja tu Comentario

Utilizamos Cookies,si continuas las aceptas. Las usamos para mejorar tu experiencia de usuariopolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies