Pan ecologico

 

Se trata de un pan sin químicos ni tóxicos, muy lejos de la realidad de nuestras panaderías más cercanas a casa puesto que, el trigo con el que se elabora el pan se produce con aportes químicos a la tierra de cultivo para mejorar la productividad y productos químicos para evitar plagas. Al final de la vida del trigo o de los cereales con los que se elaboran el pan, ha recibido una gran cantidad de sustancias químicas que a la larga pueden perjudicar la salud de los consumidores.

Cada vez somos más conscientes de las sustancias químicas que contienen nuestros alimentos, y quizás sea esta la causa (aunque sea involuntaria) por la que en estos tiempos se consume menos pan que hace cuarenta años. El pan sienta peor debido a la sustitución de las levaduras fermentadas con masas madre por las levaduras industriales.
Vale la pena buscar en nuestra ciudad una tienda ecológica donde comprar pan sin tóxicos ni sustancias químicas, pues éstos contienen mejores y más nutrientes para nuestra salud. Hablamos de harinas producidas bajo la denominación de la Agricultura ecológica, producciones certificadas.

El pan ecológico se elabora con harinas biológicas, agua y sal, siendo la fermentación de la harina realizada con masas madre ecológicas. Durante su elaboración, el pan ecologico experimenta un fenómeno físico de metabolización de la harina y esponjamiento de la masa. En los procesos industriales no ecológicos, se produce este esponjamiento pero no se metaboliza con la harina, y esta es la razón por la que nuestro estómago no puede asimilar los nutrientes.
Es más, a muchos de los panes se les incorpora una sustancia bactericida que tiene efecto antimoho. Al ser una sustancia bactericida y seguir activa cuando tomamos este pan, este bactericida perjudica nuestra flora intestinal, puesto que son también bacterias.

Otra razón para consumir pan ecológico es que las masas elaboradas con levaduras industriales tienen como objetivo producir gas para que esponje. Estas bacterias responsables del esponjamiento, son las que producen gas y siguen activas una vez que nosotros hemos consumido este pan, por lo que nos produce una sensación de hinchazón en el estómago.

El pan elaborado con harina ecológica y fermentada con masas madres naturales, no engorda, no produce gases y permite la asimilación de todos los nutrientes de los cereales que contiene.

A pesar de todo, no nos valdría fijarnos exclusivamente en si el pan es elaborado con harinas ecológicas, sino que además debemos asegurarnos la no adicción de sustancias bactericidas, ni levaduras industriales. Basta con que nos informen con garantías en nuestra tienda ecológica o establecimiento natural.

Deja tu Comentario

Utilizamos Cookies,si continuas las aceptas. Las usamos para mejorar tu experiencia de usuariopolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies