El aceite de oliva para aliviar molestias

Todos sabemos de la virtudes alimenticias del aceite de oliva, pero hay determinadas cosas que desconocemos de él y que generalmente proceden de la cultura popular. Generalmente cuando sufrimos alguna molestia o dolor enseguida recurrimos a medicamentos que, ciertamente pueden ser necesarios si lo indica el médico, pero que en ocasiones pueden ser sustituidos o complementados por sencillos remedios caseros.

Usos paliativos del aceite de oliva

  1. Cuando sufrimos de dolor de oídos, suele ser por que sufrimos un infección y deberemos seguir un tratamiento farmacológico, pero hay un par de maneras naturales de aliviar el dolor que produce, que no es poco; uno sería aplicar unas gotitas de aceite de oliva templado en la cavidad del oído, y el otro, con un bastoncillo de algodón empapado en aceite masajear suavemente la zona interna del oído.
  2. Para las pequeñas quemaduras leves que muchas veces nos producimos cocinando, antes de usar una pomada que probablemente contenga corticoides, podemos aplicarnos un masaje sobre ella  con una gasa esterilizada empapada en aceite de oliva y dejarla un rato cubierta por la misma. No aliviará el dolor y ayudará a la regeneración de la piel
  3. Cuando sufrimos hinchazón en la piernas provocada por estar mucho tiempo de pie o sentados, podemos aliviarla machacando un ajo en un mortero con aceite de oliva y masajear la zona con el ungüento  siempre de abajo arriba durante unos minutos.

Insistimos que estos remedios caseros nunca deben sustituir  la atención y opinión médica, en caso de ser necesaria, ni mucho menos suplir la medicación que en su caso se no recomiende.

Deja tu Comentario

Utilizamos Cookies,si continuas las aceptas. Las usamos para mejorar tu experiencia de usuariopolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies