Gelatina de agar-agar

Lo mas parecido a un yogur de avena pueden ser las gelatinas con leche de avena. Es importante medir bien la cantidad de alga agar-agar que añadimos para que la gelatina no se nos quede excesivamente espesa.

Si optamos por adquirir un litro de leche de avena comercial, solo tendremos que añadir una cucharadita de postre a un litro entero y dejar hervir 10 minutos a fuego lento. Lo serviremos en vasos de cristal de yogur y lo dejaremos reposar hasta que se enfríe. Es importante que midas la cantidad de alga que se añade para ir preparando los yogures tal y como mas nos gustan. Este yogur  de avena lo puedes preparar de sabores añadiendo fruta fresca y batiendo.

Preparación casera e la leche de avena

Otra opción es preparar la leche de avena mediante concentrados en polvo.. Si tu mismo preparas la leche tienes la posibilidad de preparar una leche mas espesa añadiendo mas cantidad de cereal. También dependerá de la temperatura a la que esté el agua cuando lo preparas. Si añadimos agua muy caliente, la leche que obtendremos ya tendrá un espesor aproximadamente como la leche de vaca. Si añadimos el agua fría se quedará mas liquida. Una vez que tengamos la leche de avena casera preparada, procederemos de la misma manera que con la otra leche. 

Otra posibilidad es añadirle lactobacilus o bifidus, lo que nos ayudará a recuperar nuestra flora bacteriana, tan importante para tener una buena salud estomacal.

Deja tu Comentario

Utilizamos Cookies,si continuas las aceptas. Las usamos para mejorar tu experiencia de usuariopolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies