Cómo proteger la piel del frío

Una vez ha finalizado el verano (una de las estaciones –sin duda- más calurosas del año), y llega el otoño, es habitual que muchas personas tiendan a olvidarse de proteger su piel debidamente. Como ya te indicamos en nuestra nota dedicada a como proteger la piel del sol en otoño, es fundamental mantener la piel protegida igualmente durante los meses tanto de otoño como de invierno, incluso aunque el cielo se encuentre nublado. También es imprescindible proteger la piel del frío, como te comentaremos a lo largo de esta nota.

Cuando finaliza el verano y llega el otoño, es muy habitual que muchas personas se dejen de preocupar sobre la protección de su piel. Olvidan el protector solar en la mochila de la playa, y muchas se despreocupan sobre el cuidado y protección de su piel.

Lo cierto es que es fundamental utilizar cremas fotoprotectoras todo el año, especialmente en aquellos días en que vamos a salir a la calle. Más aún, cuando el cielo se encuentre nublado.

Pero lo que pocas personas saben realmente es que el frío también puede ser un enemigo para la salud de nuestra piel, sobretodo para el cutis.

Consejos para proteger la piel del frío

El frío puede ser un enemigo de nuestra piel, especialmente de aquellas zonas más expuestas, como es el cutis y las manos.

¿Por qué? Porque el frío tiende a agrietar la piel y resecarla, por lo que es conveniente utilizar una buena crema hidratante que nos ayude a nutrir la piel.

Por tanto, cada día por la noche después del baño o ducha una buenísima opción es aplicarnos una crema hidratante/nutritiva sobre la piel, como forma de restablecer su salud natural,  y protegerla.

 

Deja tu Comentario

Utilizamos Cookies,si continuas las aceptas. Las usamos para mejorar tu experiencia de usuariopolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies